Amanecer desde la 402

Amanecer en Monasterio de San Lorenzo del Escorial desde la 402

Recuerdo lo que sentí cuando, por primera vez, subí a esa terraza. Fue en 2014, el edificio estaba destrozado por el paso de los años, y llegar al quinto piso era peligroso por aquella escalera empinada que muchos vecinos de la villa conocieron. Ya no queda nada de todo aquello. Sólo unos pocos detalles que pudimos mantener, asoman hoy en las paredes de algunas de las habitaciones y de la fachada y nos recuerdan así el antiguo hostal.

Habitación 402

San Lorenzo suites en San Lorenzo del Escorial vista terraza con tulipanes

Recuerdo lo que sentí cuando, por primera vez, subí a esa terraza. Fue en 2014, el edificio estaba destrozado por el paso de los años, y llegar al quinto piso era peligroso por aquella escalera empinada que muchos vecinos de la villa conocieron. Ya no queda nada de todo aquello. Sólo unos pocos detalles que pudimos mantener, asoman hoy en las paredes de algunas de las habitaciones y de la fachada y nos recuerdan así el antiguo hostal.

Ir al contenido